Ha llegado un punto en el que cualquier usuario de Redes Sociales espera encontrar en ellas todo lo que se le ocurra. Y cuando digo todo, es todo. Y si puede ser al momento, mejor. Da igual si lo que buscan es a su prima de Argentina, un móvil nuevo o un tutorial sobre cómo maquillarse. Acudirán a las Redes Sociales para cualquier duda, y ahí es donde tú y tu negocio debéis estar atentos y usar estas plataformas como servicio de atención a clientes.

La atención a clientes ha dado un gran cambio si lo comparamos con años atrás, ya que actualmente cualquier marca puede estar comunicada 100% con sus clientes de una manera rápida y muy cercana. Las Redes Sociales se han convertido en el medio principal para resolver las dudas de los usuarios, y eso, amigos, hay que aprovecharlo.

Ya no hay excusa. Tu negocio tiene a su alcance el poder demostrar que está cerca del cliente para escucharlo, atender sus dudas, resolver sus problemas y aportarle un gran valor. Y el usuario es consciente de esto, de que cualquier marca puede y debe atenderlo con la mayor inmediatez posible. Cuando esto no ocurre, automaticamente tu negocio perderá un gran valor para dicho cliente. ¿Por qué arriesgarse a eso?

Todos los negocios deben ser conscientes de la gran importancia que tiene comunicarse con sus clientes a través de las redes sociales. Tu negocio debe ser capaz de ofrecerle al usuario una experiencia única. Ellos no deben notar la diferencia entre la atención a clientes en una tienda física o un mensaje de Facebook, por ejemplo. Ser capaz a transmitirle eso a tus clientes va a generarte muchos beneficios.

En este post te hablaba de marcas que lo hacen muy bien en Redes Sociales. Gran parte de ese éxito es su atención a clientes. Supongo que puedo adivinar tu pregunta: ¿Cómo gestiono la atención a clientes mediante redes sociales? Bien, te daré 7 consejos que no puedes dejar escapar ¡te servirán de mucho y tus usuarios lo agradecerán!

Rapidez

Lo repito siempre. La inmediatez es lo que más valoran los usuarios en Redes Sociales. Contestar a una duda o resolver un problema en menos de una hora le aportará un valor inmenso a tu marca. Quizás no soluciones o aclares un tema en la primera respuesta, pero el hecho de que el usuario reciba contestación inmediata es lo que más le tranquiliza. ¡Procura que tu atención a clientes sea lo más ágil posible!

Lo bueno, si breve...

Claro y conciso. Métete esas dos palabras en la cabeza. De nada vale que una marca le de vueltas y vueltas a una duda de un cliente. Si sabes cómo resolverlo, cuéntalo de manera clara y en el menor número de caracteres posible. Si al contrario, de primeras, no sabes muy bien como aclarar esa duda o problema, pide más datos al usuario o ruégale que se mantenga a la espera mientras gestionas su petición.

Humaniza tu marca

Lo que les gusta a los usuarios es que los traten de tú a tú. Habla desde tu marca de una manera cotidiana y cercana, ya que eso hará que tu atención a clientes genere una gran confianza en ellos. Mira este ejemplo: alguien le pregunta la s